19 marzo 2015

Respuesta a David


En mi anterior post david me responde lo siguiente

"Uno de los problemas es que actualmente se han tapado muchos términos que sirven para definir la realidad, como si fuera la neolengua de 1984.

Este esquema es de utilidad [enlace a mega]"

Por facilitar la visión del esquema y mi propia respuesta, demasiado larga para meterla en comentarios, he decidido responderle con un post entero.

El esquema: 

 (Click para verlo más grande)

Mi respuesta:

Gracias por tu comentario, david.

Es curioso que menciones 1984.
Las feministas ya practican el doblepensar (La discriminación positiva es igualdad, la ley de violencia de género es justa, etc.)
También están haciendo sus pinitos con la neolengua: miembros y miembras, los ciudadanos y ciudadanas, todxs, abogad@s... Incluso las inglesas dicen HERstory porque HIStory es la de él (his) y womyn porque woMAN tiene MAN dentro.
¡Incluso tienen sus 2 minutos de odio! Lee el SCUM Manifesto de Valerie Solanas si no lo crees.
Da un poco de miedo pensar hasta dónde pueden llegar si nadie les corta las alas.

Tu esquema, a priori, me parece bueno, sirve perfectamente para determinar las posturas de cada persona respecto al centro que sería la igualdad de sexos. Pero cuando empiezo a planteármelo detenidamente y contrastarlo con la realidad voy viendo problemas.

No me encaja tu definición como "movimiento que tiene por objetivo la igualdad de derechos". Por ejemplo, una mujer puede dar a su hijo en adopción, tiene el derecho a elegir no ser madre. Un hombre jamás puede renunciar a su paternidad si la madre se opone. Sin embargo me extrañaría que alguna feminista o alguien que se considere proigualdad aprobase dar este derecho a los hombres, sólo he visto a los del Men's Rights Movement luchar por la igualdad de derechos reproductivos para los hombres. Recuerda también que las feministas se opusieron a los preservativos y a la píldora masculina.

Otro ejemplo. El feminismo, si estudias a Karen Straughan, nunca ha buscado la igualdad real. Incluso las primeras feministas reclamaban mejorar sus derechos (no tener los mismos) pero sin ninguna de las responsabilidades y obligaciones que tenían los varones a cambio.

Hasta finales de 1800 en caso de divorcio la custodia era automática para el padre porque éste era el único que tenía la obligación legal de mantener a los hijos. Las feministas de la época consiguieron que se diera la custodia a la madre pero el padre mantuviera la obligación de mantenerlos. Y curiosamente las feministas de hoy en día dicen que el que se dé la custodia a las madres es porque el patriarcado les asigna el papel de cuidadoras, mientras que, al mismo tiempo, se oponen a la custodia compartida. Sin sonrojarse siquiera.

Lo mismo con el derecho a voto. Karen sostiene que se otorgaron a todos los hombres como compensación por su deber para con el estado de ir a la guerra (recuerda que es la época de la 1ª GM). Las mujeres lo obtuvieron casi al mismo tiempo, gratis, sin ninguna obligación por su parte.

Luego está el tema de los prejuicios sexistas. Christina Hoff Sommers explica que las campañas en los colegios para tener más chicas que estudien ingeniería (o cualquier otra carrera predominantemente masculina) no funcionan. Por más que se les pongan facilidades y se intente convencer a las niñas simplemente no están interesadas, no les gusta. Prefieren carreras y profesiones con trato humano; educación, medicina, enfermería, etc.

Somos una especie que presenta dimorfismo sexual y esto también afecta a nuestra etología.


Las feministas defienden que lo opuesto, que todos los roles de género son aprendidos e impuestos por la sociedad. Somos tabula rasa hasta que enseñan a los niños a ser niños y a las niñas a ser niñas. Creer su versión es peligroso, te lo aseguro. Y sin ir a casos extremos en EEUU parece que el modelo de enseñanza feminista ve a los niños como niñas defectuosas y les impide jugar de forma intensa o mínimamente violenta. Esta es una de las causas que señala Christina Hoff Sommers como motivo del alto abandono escolar en niños.

Debido a esta diferencia de comportamientos y gustos entre hombres y mujeres los prejuicios sexistas (en base a sexo) son relativamente aceptables. Me explico: Si ves a un hombre y, sin conocerle de nada, prejuzgas que le van a gustar los deportes y o coches/motos de carreras tienes muchas probabilidades de acertar. Lo mismo con una mujer y la moda. Esos prejuicios basados en el sexo reflejan la realidad porque los creamos a base de observaciones de ésta. Son útiles.

El único peligro de los prejuicios es cuando uno los considera leyes escritas en piedra en vez de lo que son, una generalización. Si asumes que una mujer no puede ser una buena ingeniero o programadora o un hombre no puede ser bueno cuidando niños. Yo diría "prejuicios sexistas dañinos" para diferenciarlos. El problema no es que todos los prejuicios sexistas sean erróneos y dañinos, el problema es que alguna persona los usa como si fueran determinantes en vez de una generalización.

Más cosas: un -ismo es, por definición, una ideología, como en nazismo, comunismo, liberalismo, cristianismo... El feminismo es un conjunto de teorías e ideas: patriarcado, opresión femenina, privilegio masculino, cultura de la violación, sexualidad masculina tóxica, terrorismo doméstico, división entre sexo-género-identidad sexual, etc. El movimiento feminista (social y político) participa de esa ideología pero no es el feminismo en sí. Dicho de otra forma: alguien es feminista porque está de acuerdo con la doctrina feminista, no por ser activista feminista.

Karen Straughan tiene varios videos sobre esto. Un ejemplo.

En ese sentido la misandria y misoginia son posiciones emocionales, no intelectuales. Se parecen más a la xenofobia (miedo o aversión a los extranjeros) que al racismo (creencia de que los negros son, por naturaleza, inferiores/ladrones/violentos/loquesea). Presentarlos en tu esquema en la misma línea que las ideologías parece implicar que también lo son. En cualquier caso deberían ser misandrismo y misoginismo, pero no creo que se puedan considerar sistemas de creencias, más bien pueden ser un ingrediente en una doctrina (feminismo misándrico).

Además alguien puede odiar a los hombres sin ser feminista. Presentarlo en una línea alejándose de la igualdad de género parece indicar que para ser misógino hay que pasar primero por el machismo y antes por el masculinismo, que es un peldaño más.

Definir feminismo y machismo es jodido. Lo que voy viendo es que la definición de diccionario de ambos no se corresponde con la realidad. Si aceptas que es una ideología habría que sacar la lista de componentes ideológicos e ideas que lo forman (y probablemente llegarías a la misma conclusión que Karen, que fomenta el odio misándrico y es, por tanto, una ideología del odio como el nazismo y el racismo). Si lo consideras un movimiento entonces todo lo que hagan las feministas sería feminismo (y en este caso es un movimiento pro derechos de la mujer, no pro igualdad, y que presenta rasgos totalitarios llegando a la censura y terrorismo). Sinceramente, creo que el término feminismo ya ha sido arruinado y no hay nada que lo salve. Hace falta que la gente que es proigualdad (la inmensa mayoría) renuncie a él y funde su propio movimiento oponiéndose tanto a los excesos feministas como al machismo.

Hasta aquí llego. De nuevo insisto: tu esquema me parece bueno. Sirve perfectamente para señalar cómo las distintas posiciones se alejan más o menos de la igualdad en base a su extremismo y me parece perfectamente utilizable. Es sólo al revisarlo en profundidad cuando veo pegas, pero eso no quita que lo considere útil y currado.

Gracias y un saludo.