02 agosto 2006

Vacío

Hola de nuevo lector. He de pedir disculpas por el largo vacío y la falta de nuevos contenidos el el blog. Lo cierto es que para las ideas ha sido una mala racha, se han sucedido estudios, vacaciones y... bloqueo.

Muchas veces me he referido a tener inquietudes y exteriorizarlas de algún modo, que la forma escogida es lo de menos: escribir, dibujar, componer o tocar un instrumento... o simplemente pensar, todas valen. El problema viene cuando un pensador se da cuenta de que todas sus ideas o son demasiado utópicas, o han sido pensadas antes o alguien las piensa después pero las consigue transmitir mucho mejor (como hace Gonzo en referencia al egoismo), un escritor de que le falta talento y constancia para crear algo de lo que sentirse realmente orgulloso
, etc.

El mayor peligro para una persona con inquietudes es llegar a preguntarse "para qué". Quizá el tener inquietudes y compartirlas sea un fin en sí mismo, todo va bien mientras no te planteas a donde lleva todo eso. Aunque bien pensado lo mismo se puede aplicar a cualquier cosa en la vida, al plantearte los porqués y los quésentidotiene o bien encuentras algún motivo que te clava las espuelas y te impulsa con más ahínco a continuar... o no lo encuentras.

Desde hace una temporada opino respecto a la vida y dios que nada tiene sentido, que no existe un destino, un plan, un objetivo ni un motivo por el que estemos aqui, y que "el truco" consiste en aceptarlo y asumirlo sin caer en la desesperación. Aceptar el "Dios ha muerto" de los existencialistas pero sin dejarse llevar por la desesperación y depresión, simplemente asumir el "yo estoy aqui sin motivo... pero estoy aqui" y buscar una dirección hacia la que encaminarse uno mismo, buscar tu propio sentido, motivo y objetivo. Por lo visto no lo llevo tan bien como me gustaría, existencialistas 1 Gaueko 0 :P

Pero dejaré a un lado por un momento los dramatismos innecesarios, en el fondo sé que todo volverá a su cauce y precisamente eso es lo que diferencia mi estado actual de una crisis.

4 comentarios:

Alter Ego dijo...

Quizá el tener inquietudes y compartirlas sea un fin en sí mismo,

Creo que esa es una buena frase...
La curiosidad, las inquietudes, no tienen otra finalidad que intentar ser satisfechas y compartirlas con aquel que nos quiera escuchar... al menos así lo veo yo.

No te parece ya suficiente hacer pensar a alguien? hacer que se de cuenta de que hay otras ideas, otras opiniones además de la propia?

Como ya te dije, tus ideas a veces son demasiado utópicas... pero no te das cuenta de que con eso quizás ayudas a más de uno/a cuyas ideas son todo lo contrario a darse cuenta de que existe otra realidad aquí mismo, a darse cuenta de que el punto medio es posiblemente lo mejor, pero que existe todo un abanico de posibilidades?

Quizás los temas sobre los que te preguntas no sean nuevos, quizás hayan sido pensados millones de veces a lo largo de la historia, quizás mil y una personas lo hayan explicado mejor que tú... Pero pierdes de vista el hecho de que una idea no es siempre la misma cuando surge de diferentes cerebros, pues cada uno estamos influidos por nuestras circunstancias, que jamás, jamás son iguales...

No dejes de pensar, no dejes de imaginar, no dejes de soñar, utopía o no... y no dejes de escribir... es algo que esta en tu esencia, si renuncias a esas cosas, renuncias a tí...

:****

Anónimo dijo...

La ignoracia es la llave de la felicidad.Con esta frase delato quien soy, tal vez, una persona que se construye sus necesidades...
Sentimientos, pensamientos, vacios, dudas, frustraciones y temores¿acaso hay diferencia?, ¿qué separa un exito de un triunfo?, ¿una buena idea de una mala?.
Empiezo a creer que las inquietudes no son más que una seña de inconformismo, con una autoexigencia.¿De veras puede creerse que nadie tiene los mismos pensamientos?...¿Necesidad de sentirse diferente?, no hay solución pero si un proceso que creemos individual, no buscamos dar con una solución sino despegarnos del resto, ser capaces de identificar un "yo" aislado independiente...
Que yo piense diferente, no es un fin es un medio ¿el medio de qué?, el medio de considerar a los demás mierda puta y sentirme jodidamente mejor por ser capaz de identificar el olor a mierda de todo el mundo...
¿Qué pasa cuando la mierda es de uno mismo? Que sonrie al pensar sobre quien caera...
Y señores, habran la boca que la mierda sale a paladas, de casa, del jefe, de la parienta, del trabajo.
Seguire pensando que mi mierda, como mi tono de movil,es único.
MIENTRAS ESPERAS MI MIERDA CAER ACTIVA EL TONO YA VOY, YA VOY AL 7744

Gaueko dijo...

Gracias por contestar chicos. Voy por partes:
Alter Ego.
En realidad el tener inquietudes no es un fin en si mismo sino un punto de partida. El objetivo de alguien que se plantea preguntas nunca será distinto a obtener respuestas. Y la frustracón de no obtenerlas, o de obtener respuestas que no son lo suficientemente buenas o que "ya estaban ahí", es lo que le lleva a plantearse, desde una postura derrotista, a plantearse que "Quizá el tener inquietudes y compartirlas sea un fin en sí mismo" o que "al menos mi punto de vista ayuda a otras personas". ESO es lo que quita las ganas de pensar, imaginar soñar y escribir :)

Urzi... digoooo, usuario anónimo.
La ignorancia es la llave de la felicidad, cierto. El problema es que eso se desmorona en cuanto te empiezas a plantear cosas, entonces todo se desmorona. Cada pregunta sin respuesta llevará al hasta entonces ignorante feliz a más preguntas sin respuesta. Si alguien nunca se ha planteado ciertas cosas puede ser un ignorante feliz, pero una vez ha empezado... ¿realmente crees que tiene marcha atrás?
No son los mismos pensamientos, es llegar a las mismas conclusiones, lo cual induce a creer que ese esfuerzo obtenido en llegar a una respuesta ha sido en vano pues ya estaba ahí.
Y no te voy a negar que quizás si que todo esto de las inquietudes sea una forma de buscar algo que nos diferencie del resto para poder sentirnos superiores y orgullosos de "nuestra propia mierda". Quizá cuando "Ignorancia = felicidad" es inviable otro camino sea "tener respuestas propias y despreciar al ignorante = felicidad" ;)

Anónimo dijo...

Hace tiempo se ha venido diciendo que no se inventa sino que se reinventa.Una teoria científica no parte de la nada sino que se demuestra que la anterior no era cierta y se crea una nueva, por ello , tal vez esa construcción individual para cada sujeto y colectiva al ser compartidos esos sentimientos, no sean mas que una construcción lemming.
Los lemmings conseguían llegar al punto de control porque todos pasaban por el mismo sitio, y muchos de ellos hacian el mismo ejercicio, gracias al suicidio de unos cuantos los demás se salvaban.
Lo que viene a demostrar que aquello de que el hombre es el único en tropezar dos veces sobre la misma piedra no es tan malo.
Desde luego, no podemos pensar que vamos a solucionar nuestros problemas con un paraguas, pero el que uno de nosotros pruebe a saltar por la ventana abriendolo y moviendo las piernecitas espachurrándose nos enseña que no hay que hacerlo... y lo que está claro, es que siempre habrá un segundo que vuelva a saltar, y un tercero, y un cuarto...
Sólo a base de hacer el lemming conseguimos avanzar como colectividad, eso si...a nadie nos gusta ser el primero que abre la marcha...y sin embargo nos empeñamos en conseguir sentirnos así, aunque no sea teniendo un pensamiento original, si teniendo la caida libre con el paragüas... por experimentar...