15 agosto 2013

Tardolescentes

"Tardolescente" es el nombre que acuña Gonzalo Vázquez en su artículo de Jot Down sobre un nuevo grupo social.

Es extenso y algo complicado de leer pues usa un lenguaje bastante barroco, así que os lo sintetizo:
Existe un grupo de hombres, más abundante de lo que se pueda pensar, que viven en soledad. Son mayoritariamente treintañeros, aunque también los puede haber de 20  y 40. Generalmente no se han emancipado y salen lo mínimo posible de su habitación.
El tardolescente ha renunciado a tener vida social, sentimental e incluso sexual por el sufrimiento que le produce el rechazo. Los años de resignación a la soledad no hacen sino aumentar la barrera entre él y los demás.

En otro tiempo disfrutaba saliendo, incluso se atrevía a entrar a chicas. Aquello duró poco. Ahora se siente fuera de lugar en los bares y discotecas. A veces se anima y da una vuelta con compañeros o amigos, e incluso llega a sentirse momentáneamente a gusto. Pero cada vez que ve a una mujer atractiva se hunde.

La distancia al otro sexo es ya infranqueable. Desea una chica normal pero no sabe dónde encontrarla. Y su orgullo le impide recurrir a webs de contactos. Así que renuncia, sin haberlo intentado siquiera.

Si alguna vez consigue llevar a una mujer a la cama es tan desastroso como cabría esperar. Está aterrado y se siente inseguro. Por la falta de práctica actúa con torpeza. Los nervios le impiden tener una erección. Su falta de maestría parece aún más grave pues la idea que tiene del sexo se la ha formado viendo porno. Su identidad, su masculinidad se ve afectada pues la sociedad nos dicta que no se es hombre si no se es capaz de satisfacer a una mujer. Así que aterrado huye al único espacio donde se siente seguro, su cuarto.

A veces se enamora. Al no ser correspondido la frustración aumenta. Comienza a desarrollar cierta misoginia. Ya no ve mujeres sino objetos de deseo inalcanzables. Percibe la belleza que no puede conseguir como un calvario.

El origen de este nuevo grupo social está en un cambio en la cultura moderna de la noción clásica de hombre. Se le ha culpado de todos los males deificando a la mujer. La cultura está tan hiperfeminizada que el gay es un icono de modernidad. Ya no se dan mujeres frígidas, sólo falos incapaces. Se presenta un nuevo modelo de mujer firme, poderosa, liberada y autónoma. 

El hombre, en cambio, se ha quedado sin modelo. Se ha destruido el molde antiguo pero sin reemplazarlo adecuadamente. Se han dibujado algunos retazos; el hombre moderno debe ser metrosexual (feminizado), comprensivo, tierno y sensible. Pero paradójicamente para las mujeres estas cualidades son antieróticas. No inspiran deseo sino compasión. En el mejor de los casos.

Y así se forja el tardolescente. Llega a creer que el resto del mundo vive en un continuo frenesí de sexo y al compararse con esa visión idealizada de los demás se multiplica su sufrimiento y soledad. Es incapaz de disfrutar su juventud, ha renunciado a ella. Es inteligente, culto y hábil. Ha creado su propia escala de valores sin haberlos tomado de otros. Y sin embargo es víctima de algo que no comprende.

Llega a envidiar la unión ajena, incluso el matrimonio que ve formar a algunos de sus antiguos amigos. Sin saber que en realidad en la mayoría de bodas él se casa por miedo a la soledad, con la primera que le acepta, y ella por mandato biológico. Así cumplen la trampa de Nietzsche de reproducir la especie sin la más remota intención de mejorarla ni divisar un horizonte de común felicidad.

A estos nuevos ineptos sociales se les llama nerds, geeks o freaks. Pero a diferencia de los idiotas domésticos que se rindieron ante la presión de la sociedad no entregó su vida a la primera carta y puede seguir jugando en libertad. Es por ello que el tardolescente solitario puede ser el más digno de los infelices. Su alma está herida. Pero sigue siendo suya. No la vendió a la presión de un entorno que en el fondo nunca deseó así.

Personalmente no es que me haya descubierto gran cosa aunque me ha gustado el enfoque. Quienes conozcáis el blog ya habréis visto que he tratado el tema mil veces. Me he sentido muy identificado con algunos aspectos, principalmente con cómo se siente el tardolescente, aunque siendo franco no encajo del todo en el perfil. 

Lo que para mí sí que ha sido novedad ha sido el descubrir que no soy yo el inadaptado, sino que somos legión. El ver todos estos aspectos de un mismo problema, que yo había analizado separadamente, juntos formando un todo. Y la posibilidad de que esto tenga su origen en el cambio de roles de hombre y mujer, aunque no acabo de verlo tan claro. 

Personalmente lo relaciono más con la introversión. Aproximadamente 1/4 de la población no encaja con lo que se espera de ellos a nivel social. Es casi inevitable que acaben aislándose, dejando de salir y dejando de intentar encajar en un mundo que rechaza al diferente si se le ocurre quitarse la careta. Todos sus problemas con el sexo femenino no serían más que una consecuencia de esto.

Algo que quiero aclarar (viendo algunos comentarios) es que el tardolescente tiene 2 deseos que conviven simultáneamente:

- Desea una vida sexual satisfactoria. Sexo alegre y sin compromiso con alguien que le ponga verraco, que encuentre físicamente muy atractiva. Fantasea con tener sexo salvaje con una desconocida en el baño de una discoteca. O un “aquí te pillo aquí te mato” con una compañera del trabajo en el cuarto de la limpieza. Es un deseo adolescente que en su momento no se vio satisfecho y se ha quedado, de algún modo, enquistado. De adulto le hace sentirse culpable pues sabe que no debería desear algo así, que es inmaduro, que se espera de él que sepa apreciar la belleza más allá del físico de otra persona. 

Las mujeres suelen tener especiales problemas para comprender esto. Por lo general ellas no tienen problemas para tener sexo cuando quieran sino para tenerlo con quien quieran. Por eso ellas no valoran tanto el sexo por el sexo y en cambio le dan mucha más importancia a tener algo serio o encontrar a la persona ideal. A a veces dicen: “he tenido noches locas de discoteca y he visto que no me satisfacía, así que ahora busco algo más serio". O bien: "He salido con tíos buenorros que resultaron tener la cabeza hueca y desde entonces me importa menos el físico y más el interior”.

Pero el tardolescente nunca ha vivido eso. Nunca ha sufrido en sus carnes el desengaño de que el sexo y la belleza no lo es todo y no puede pasar página. Y es muy difícil aprender de la experiencia de otros. No puede chasquear los dedos y dejar de desear tener algo físico y superficial. 

El mayor problema es que, casi con toda seguridad, seguirá arrastrando ese deseo insatisfecho toda su vida. Y si encuentra pareja, una chica físicamente normalita, tendrá ese sentimiento de que le sigue faltando algo, de que en cierto modo se está conformando con lo que tiene a su alcance. 

O puede que no, que consiga superar el deseo sin satisfacerlo y sea plenamente feliz. Si alguien lo ha conseguido, por favor, que me diga cómo.

- Desea una vida sentimental plena. Amar y ser amado. Sentirse querido, comprendido, aceptado, completado por otra persona. Estar con alquien con quien poder ser uno mismo, no ser rechazado, por una vez. Una mujer con la que compartir la vida y que haga desaparecer la sensación de vacío y de soledad a las que tan acostumbrado está. Probablemente esté idealizada, pero ¿quién no idealiza lo que desea?

De nuevo a las mujeres les cuesta entender que uno desee a la vez ambas cosas, como si fueran excluyentes. “¿Pero qué quieres? ¿Un polvo de una noche o una relación seria?”. Creen que los tardolescentes en realidad no saben lo que quieren, pero no es así. Desean sexo sin compromiso porque nunca lo han tenido. Y desean una relación que les llene porque se sienten solos. A la vez. Lo incompatible no es desear ambas cosas sino tenerlas.

Ya hemos descrito el problema pero en el artículo no plantea ninguna salida, sólo una especie de orgullo resentido. Ahora, querido tardolescente, ¿qué posibles soluciones tienes?

- Ríndete: No atraes a las mujeres, siempre ha sido así y no va a cambiar. Hay gente que tiene un don ligando, tú no. Sigue sufriendo por ello toda la vida, resígnate a estar cada día más solo, más triste y más amargado hasta que te llegue la muerte como una liberación. Centra toda tu atención en lo mucho que deseas compañía femenina, en lo inepto que eres con las mujeres, en lo solo que te sientes. Piensa en ello todos los días, sigue obsesionándote con ello. Jamás podrás ser feliz si no es con una mujer que de sentido a tu triste vida. Sigue compadeciéndote, sigue pensando en el suicidio. Probablemente no llegues a hacerlo sólo por este motivo, pero en cuanto se te sume algo gordo te faltará tiempo para quitarte de en medio, para rendirte definitivamente no sólo ante las mujeres sino ante la vida.

Como solución es una mierda, lo sé. Pero reconoce que llevas años por ese camino y nada tiene pinta de cambiar. Es el futuro que te espera si no reaccionas y lo sabes.

- Supéralo:  No voy a mentirte. No voy a decirte que algún día la mujer perfecta se fijará en ti y serás tan feliz con ella que habrá merecido la pena todo el sufrimiento previo. Eso no va a pasar, así que asúmelo. Lo más seguro es que sigas igual de solo toda la vida. La clave está en que no tienes por qué estar igual de jodido por ello. Estar solo no tiene por qué ser algo horrible.

¿En serio crees que necesitas una compañera para ser feliz? Si no eres capaz de sentirte a gusto contigo mismo tampoco lo estarás con otra persona. Te has obsesionado con ese deseo insatisfecho hasta el punto de creer que lo es todo en la vida, que sin eso ni puedes ser feliz, ni vales como persona ni la vida tiene sentido. ¿Te das cuenta de lo estúpido que es pensar eso?


Imagina que te gusta mucho una moto. Es preciosa, te encanta y fantaseas con rutear en ella. Te la comprarías pero con lo que ganas no te la puedes permitir. ¿Te gustaría tenerla? Mucho, sin duda. ¿Puedes vivir sin ella? Sí, perfectamente. ¿Dependes de ella para poder ser feliz? En absoluto. Pues exactamente así es como deberías ver el sexo y tener pareja. Tú en cambio sueñas día y noche con la moto y estás completamente hundido porque no te la puedes permitir. Incluso has llegado a creer que si no la tienes nunca serás feliz. Eso es una obsesión, no es normal ni sano. Le estás dando una importancia y un peso en tu vida mucho mayor del que tiene.

Busca otras cosas, otras formas de ser feliz y disfrútalas todo lo que puedas. Sé egoísta, date caprichos, haz cosas que te aporten algo (haz algún deporte o algún arte marcial, apúntate a estudiar algo que te interese). Saca a las mujeres de la ecuación y céntrate en ti mismo. Cuídate, mímate, mejorate. Haz cosas que te hagan sentirte orgulloso, que te hagan sentirte mejor.

Cuando veas a una moza con cuerpo de diosa  y sientas ese dolor desesperado (el verano es especialmente jodido en esto) recuérdate a ti mismo que no la necesitas para ser feliz. Una vida sexual/afectiva satisfactoria es un plus, no un requisito indispensable para ser feliz. Y sí, sé que es fácil decirlo pero no tanto llevarlo a la práctica. Al menos intenta hacer el esfuerzo consciente de dedicar menos tiempo a alimentar ese deseo insatisfecho (compadeciéndote) e invertir todo el tiempo que puedas en disfrutar las cosas que te gustan y te hacen sentir bien.

¿Cómo? Censura los pensamientos chungos, victimistas y autocompasivos. En cuanto detectes uno reconócelo como tal (esto que estoy pensando ahora mismo es echarme mierda de forma gratuita) y oblígate a pensar en otra cosa o distráete con lo que sea para cortar ese hilo de pensamiento. Interrumpe el descenso por la espiral en cuanto notes que empiezas a girar en ella. Ya sabes a dónde lleva y no es nada bueno.

Y trata de fomentar lo positivo. De nuevo, haciendo cosas que te gusten y te hagan sentir bien. Pero además haz listas. De los momentos en que te hayas sentido orgulloso de ti mismo. De los momentos que más hayas disfrutado. De tus virtudes. De las virtudes que podrías cultivar. De las cosas que podrías hacer para ser más feliz. Exactamente la inversa de lo que sueles hacer de normal.

No esperes cambios mágicos, milagros, convertirte de la noche a la mañana en el tío más feliz del mundo. Lleva años de trabajo, con recaídas que harán que parezca que no has avanzado nada. Pero poco a poco te irás sintiendo mejor.
Seguirás solo. Seguirás sin follar. Pero al menos no dolerá. No tanto.

Y si todo falla prueba a ir a un psicólogo/psiquiatra. Sé que es jodido, es como reconocer que algo que para los demás parece básico a ti te supera por completo. Como admitir no puedes con la propia vida, que eres inútil hasta ese extremo. Pero piénsalo bien: sólo puedes ganar. Es dar un paso y hacer algo real por cambiar esa situación, lo cual siempre será mejor que seguir compadeciéndose y obsesionándose con lo mismo.

- Deja de idealizarlo todo.
Idealizas el sexo. El porno tiene gran parte de la culpa pero sobre todo es el cómo te lo imaginas cuando fantaseas con ello. El sexo real puede ser torpe, doloroso, decepcionante, incómodo, desagradable, violento, insatisfactorio...  Hay mil cosas que pueden salir mal: Puede que intentéis sexo anal y tengáis que darlo por imposible porque le duela mucho. O que salga bien pero cuando acabéis la saques de forma brusca y se le escape un chorrazo de mierda que te bañe. Que se te escape un pedo mientras te hace una mamada. O que descubras, con horror, que le acaba de bajar la regla mientras se lo estabas comiendo. Que te entusiasmes demasiado y te partas la polla, literalmente, y tener que ir al hospital con un dolor (y vergüenza) indescriptible. Que se haya leído algún artículo extraño en una revista para mujeres, se ponga creativa y te meta, sin avisar, un dedo en el culo. Que se te rompa el condón, le hagas un hijo, no quiera abortar y tengas que apechugar el resto de tu vida con ello. Que a ella le ponga el sado o que le digas cerdadas y a ti eso te corte el rollo. Que te toque una mojigata que se niegue a felarte porque le da asco (se creen que un coño sabe a miel y es agradabilísimo de comer). Y todo eso sin contar con el tan común gatillazo o la vez que estás tan revolucionado cuando empezáis que a las 3 embestidas ya has acabado.

Y aunque todo vaya bien ten por seguro que no todos los polvos son grandiosos. La mayoría son del montón: pasan sin pena ni gloria y después ni los recuerdas. Y también existen los malos polvos, aquellos te dejan insatisfecho y con la sensación de que habría sido mejor no haberlo echado.

Idealizas las relaciones. Salir con alguien conlleva broncas por gilipolleces cuando está de mal humor, aguantar sus neuras, complejos y manías, ceder en algo y encima tener que ponerle buena cara, hacer sacrificios que no siempre se agradecen, chantajes emocionales... No todo en una relación es bonito y alegre y profundo como te imaginas cuando fantaseas con ello. Ni todas las relaciones merecen la pena. De hecho la inmensa mayoría de las relaciones se van al garete porque no se soportan el uno al otro. La gente prueba y prueba hasta que se queda no con el ideal sino con el menos malo. Con alguien al que al menos aguantan y les aguanta. Incluso muchas de las que parecen funcionar son todo fachada. Fingen de cara a la galería, o no se divorcian por los hijos. Y eso sin contar con los putos desastres arruinavidas como son descubrir que te pone los cuernos o que deje de interesarle el sexo (al menos el sexo contigo).  Tener una mujer en tu vida no es la solución a todos tus problemas. Son 1.000 problemas nuevos.

Idealizas a los solteros: Estás convencido de que se ponen las botas de follar. Probablemente ellos se encarguen de alimentar esa patraña. Se ríen de los casados y presumen sin límite de lo satisfechos que están sin atarse a nadie. En realidad la vida de soltero suele ser en un 90% soledad y comida congelada. El sexo es esporádico con alguien a quien le importas una mierda o de pago.

Lo cierto es que idealizas a todo el mundo. Crees que todos son felices y todos follan más que tú. Envidias a quien tiene pareja porque crees ha encontrado a ese “alguien perfecto” con quien compartir su vida y al soltero porque crees que folla mucho. Abre los ojos. Son putas caretas. La inmensa mayoría de la gente es tremendamente infeliz pero finge no serlo y, desde luego, jamás lo reconocerían. Incontables matrimonios no se soportan y no follan desde hace años. Sí, eres miserable, pero no por ello te creas especial. Hay miles de tíos que comparten el mismo problema que tú. Y el resto de la humanidad tiene otros problemas distintos pero no por ello menos jodidos. Incluso los ricos y guapos acaban muchas veces demacrados por la coca y destrozados mentalmente. Piensa que ellos son, según tu criterio, quienes lo han tenido fácil, quienes han disfrutado lo que tú sueñas. ¿Son más felices por ello? No. Entonces, ¿por qué crees que tu felicidad depende de eso?

- Degrádate. Aprende a manipular a las mujeres para llevártelas a la cama. Sé un cabrón. Ten en cuenta que son más vulnerables justo cuando acaban de romper con otro tío o se les ha muerto un pariente, presas fáciles. Trágate tus escrúpulos y zúmbatelas a todas. Seguro que así serás mucho más feliz.
O si te parece demasiado violento no lo busques. Déjate ver, espera a que alguna divorciada con hijos se fije en ti y sé su segundo plato. Adórala como a una diosa el resto de tu vida por haberte hecho el favor de dejarte entrar en sus sábanas y en su vida.


Tras el artículo hay chorrocientos comentarios, algunos de ellos bastante jugosos.


Hay un montón de gente que nunca ha vivido nada parecido. Son incapaces de comprender cómo es, y algunos incluso de ponerse en el pellejo ajeno. Así que les insultan y les llaman lloricas y/o les dan consejos tan inútiles como decirle “¡anímate!” a un tío con depresión y pensar que le has arreglado la vida. Casi como decir a un homosexual que sus problemas se solucionarían si se hiciese hetero. Bravo. Plas plas plas.

Y hay otro montón de gente que confiesa sentirse plenamente identificada. Suelen dar algún detalle de su vida y muchos coinciden en mencionar que piensan frecuentemente en el suicidio.

Varias mujeres parece que se sienten atacadas por el artículo y dicen que la sociedad de hoy (y de siempre) es mucho peor y ejerce mucha más presión sobre las mujeres que sobre los hombres. Como si tuvieran el monopolio del sufrimiento y la presión social y les jodiera que alguien se metiese en su territorio al osar sentirse víctima. 

Y no faltan las feministas que tachan el artículo de machista y misógino. Admito que el autor emplea alguna expresión muy poco afortunada (“la hediondez de un coño”) y que da una imagen de la mujer reducida a objeto sexual/de deseo (que es la visión que tienen los tardolescentes de los que habla en el artículo, no por ello su opinión personal). Pero yo creo que lo que no soportan es que alguien saque aspectos negativos de los cambios en los modelos sexuales que tenemos. Ellas, como artífices del cambio, lo ven como la liberación de la mujer y, por fuerza, sólo puede ser algo bueno. Cualquiera que lo critique ha de ser necesariamente un cavernícola machista de ultraderecha.

Y de entre el resto de comentarios hay unos cuantos a destacar.


Uno me ha parecido muy gracioso. Una chica se luce e intenta animar a los que se sienten identificados diciendo lo siguiente:


Confiad en mí: que las mujeres los prefieran “malotes” es sólo un mito. Puede que al principio sea así, pero luego, una vez padecida la experiencia, preferimos al chico bueno. Alguien que nos quiera, nos valore y nos respete.

Yo he conocido a tipos que van de chulos e intrépidos. He caído rendida a sus pies. ¿Y sabéis qué? Acabé harta de desengaños. Al final he encontrado a alguien que realmente merece la pena. No sé si es un geek, un nerd o un friki. Ni me importa. Sé que me hace feliz.

Y alguien le contesta:

Tú misma admites que has “caído rendida a los pies” de chulos y malotes. Esa precisamente es la impresión que tienen ciertos tíos que desprecian esa actitud machista y chula de los malotes, que sólo los malotes se llevan a las tías. (…) Y claro, ellos se niegan adoptar esa actitud por coherencia personal, por “digna infelicidad” como dice el artículo.
Las pocas mujeres que admiten como tú que al final es mejor un hombre bueno, es después de desengaños y/o divorcios, más allá de los 30 años, cuando el hombre de “digna infelicidad” pero coherente ya tiene la autoestima destrozada y no va a levantar cabeza.
Y otro:
Claro que sí, venga chicos pasaros 30 años de rechazos continuos intentándolo hasta que alguna tía se de cuanta que sois seres humanos.
  ¡Me ha parecido buenísimo! :D falla miserablemente en comprender el motivo de que se vuelvan misóginos (Toda la vida te he despreciado prefiriendo a malotes y provocándote grandes sufrimientos pero alégrate porque ahora me he hartado de ellos y estoy dispuesta a hacerte caso) pero al menos tiene buena intención :)

Otra dice
El artículo está bastante bien. Me ha gustado y, aunque no se lleva mucho una escritura tan barroca hoy en día, eso no le quita ningún mérito.
Respecto al tema, muy acertado porque casi nunca se habla de esto y, como vemos por los comentarios, describe sentimientos muy reales y a la orden del día.
Bueno, yo soy de las pocas chicas raras que dicen abiertamente que le gustan los frikis (pero con todo lo bueno del vocablo), los tíos con gafas, los que tienen esos biceps flácidos y blanquecinos propios del atletismo intelectual, esos que un día llevaron aparatos y a los que nadie elegía para jugar al futbol…
Pero ojo. No me imagineis fea y con granos, porque soy una chica la mar de normal.
De los de mi generación, muchos sucumbieron a la moda de las masas con la pubertad, alguno que me gustaba conoció a una de las pocas amigas de la novia de ese colega informático, el que se ligó a la única tía del departamento; y el resto… pues no se, el resto es que o no exsite, o no sale de casa. LLevo 14 meses soltera (sí, sí, salía con un “guapo/cabrón”… ¡pero los pardillos ya me gustaban de antes!, lo que pasa no lo se… es que no coincidimos!?) y recién entré en la segunda edad (+25) y veo más claro que para las tías es mucho más complicado esto de encontrar pareja. Si quieres follar tienes que liarte con alguno de los cuatro imbéciles que te entran una noche de fiesta, y muchas no es que seamos unas estrechas, es que estos tíos nos dan grima ya. Porque claro, los chicos interesantes e inteligentes, con personalidad propia, etc, 1º que no salen de casa, y 2º, los que van y un día salen (porque por casualidad van a una cena de empresa o algo, no te creas que los vas a encontrar un viernes normal bebiendo una cerveza del paki sentados en la acera, qué va!), a esos es muy difícil hablarles porque se ponen una coraza infranqueable, no miran a la cara y acaban hablando más con su amigo friki de al lado que con una. Así que al final me quedo sin el tío que en realidad me gustaba y sin follar.
Ahora sin coñas, imaginad de verdad a la chica que como a mí le gustan los chicos como el del artículo, y pensad si no es realmente complicado…
 Me ha parecido curioso descubrir el punto de vista de las ¿pocas? chicas que sí que se sentirían atraídas por los hombres que describe el artículo. Aunque tendrían posibilidades con una chica así como a penas salen de casa es imposible coincidir con una. Y cuando se alinean los astros y se encuentran ambos la inseguridad y el resentimiento hacen de barrera. Me parece muy irónico y muy triste.

Y otra más que me ha hecho gracia:
“Ningún fundamento arquetípico ha sido más despreciado por la cultura moderna que la noción clásica de hombre.” Esta frase del artículo y el desarrollo de la misma me parece que dan en el clavo del problema que sufrimos hombres y mujeres. A muchos hombres se os ha intentado convencer de que lo que necesitamos las mujeres es un hombre que se preocupe constantemente por nosotras, que nos escuche con arrobamiento, que nos mime, que llore con los documentales de la dos, que nunca nos lleve la contraria, que venga con nosotras de compras,… Una especie de amigo gay que te paga las cenas y con el que de vez en cuando tienes sexo. ¿Y qué ha pasado? Que algunos han intentado reproducir este arquetipo a la perfección. Y han fracasado una y otra vez. ¿Por qué?
Un día conoces una chica. Comenzáis a hablar. Parece que hay conexión, la chica te sonríe. Le pides el teléfono, le llamas a los pocos días. Quedáis. Vais a tomar algo, la conversación fluye y las horas se pasan volando. La acompañas a casa. No pasa nada más. Bueno, te dices, otro día será. Volvéis a quedar. Y tampoco pasa nada. Cada vez habláis más por teléfono, te comenta en Facebook, te manda mensajes,…Esto está cerca, te dices. Creo que esta vez sí, le gusto. Volvéis a quedar. Y ella te suelta un “Eres como un hermano para mí” o un “Ojalá hubiera más tíos como tú”, o puede ser que la intentes besar y te haga la cobra, o te suelte un “No estoy preparada” o un “En este momento no me apetece tener una relación”. Y entonces más te vale que comprendas que esto es un GAME OVER en toda regla, y no sigas gastando tu dinero y tus ilusiones.
Vale, vale, pero a lo mejor dentro de unos meses cambia de opinión. A lo mejor descubre que soy un tipo excelente y se enamora locamente de mí. Desengáñate. Esto es algo posible, pero la opción más sensata es que cambies de objetivo o te des un descanso. No le gustas, no es capaz de verte como un hombre,…
Vayamos a lo primero: no le gustas. Las mujeres tenemos tendencia a suavizar una negativa de modo que un “No me gustas” quede transformado en un “No es el momento”. Es probable que no le resultes atractivo. Nunca lo vamos a confesar, pero eso de “La belleza está en el interior” es la mayor patraña que existe. La belleza está en el exterior. A las mujeres también nos gustan los chicos guapos, altos, cachas, con rasgos proporcionados,… En el interior reside lo esencial de la persona como la inteligencia, la honradez, el carisma,… pero es el exterior lo primero con lo que establecemos contacto. Dentro del concepto de “Lo exterior” también se incluyen tus gestos y tu forma de relacionarte con los demás, aspectos que nos comunican mucho acerca de cómo eres. Y esta percepción se conforma en los primeros momentos de una relación.
El segundo punto es que no es capaz de verte como un hombre. Puede ser que seas un chico agraciado, vayas al gimnasio, te cuides, tengas una buena conversación. Y sin embargo te dan largas siempre. Prefieren a los chulos, a los malotes. Parece que les gusta sufrir. Que se jodan, allá ellas, pensarás.
Las mujeres seguimos queriendo un hombre. Un hombre de verdad, que se encuentra tan lejos del “chico estilo osito de mimosín” como de Cristiano Ronaldo. Un hombre que sea capaz de llevar la iniciativa, pero también de levantarse cuando cae y seguir adelante. Un hombre que nos lleve la contraria a veces, pero que sea capaz de reconocer sus errores. Un hombre que nos divierta, en quien podamos confíar, pero que también sea capaz de partirle la cara a un desgraciado si se trata de defender a un amigo. Un hombre noble, un hombre responsable, que sepa afrontar los sacrificios sin rencor y disfrutar de los placeres sin saña ni abuso. Para mí éste es EL HOMBRE. Aunque en cierta medida creo que también las mujeres deberíamos participar de sus virtudes. Creo que esta sociedad confunde la bondad, la honradez y la nobleza, con lo que se ha venido a calificar como “Buenismo”. Y esta es un actitud poco compatible con una vida real. Porque en la vida no siempre es posible ser colegui de todo el mundo y ser súperfeliz. Hay días en que te dan ganas de meterle una hostia a un cretino, o días en que pierdes a alguien importante y todo cambia. Días en que todo rezuma hiel. Y es necesario resistir.
Para mí el fallo de este tardoadolescente es que siempre ha funcionado pensando que si era bueno obtendría su recompensa. Y si no hay recompensa, nada tiene sentido. Es necesario interiorizar la virtud, no quedarse en la superficie. A veces lo intentaréis y fracasaréis. Tal vez perdáis tiempo porque no habéis sido capaces de dejar las cosas claras a tiempo. Reflexionad, tratad de encontrar el error. Y no focalicéis toda vuestra atención en el ligoteo. Mi experiencia personal es que intentar gustar a alguien concreto cuando apenas eres capaz de relacionarte con los demás suele resultar un fracaso. Sal, conoce gente, descúbrete en los demás y jamás trates a los demás como un medio para algo. La vida, aún a los treinta, está muy abierta…
¡Es cojonudo! El tío ideal es una mezcla de supermán y un príncipe de Disney. No me extraña que haya tantos condenados a vivir en la indigencia afectiva y sexual...

Me recuerda a algo...

Pero al menos la parte de la recompensa sí que me parece todo un acierto. A uno le inculcan desde crío que el ser bueno y trabajar duro será recompensado con el tiempo y la vida no es así. La vida no es justa ni existe el karma o la justicia cósmica. Uno ve a la chica que le gusta colada hasta las trancas por uno que la putea de mil maneras y piensa: "Yo jamás la trataría así. ¿Por qué no tengo una oportunidad?". Pero no funciona así. Ser un buenico no garantiza nada. Ninguna buena acción queda sin castigo. Las chicas encuentran atractivos a los líderes, a los que se muestran seguros de sí mismos, confiados y decididos. Ni más ni menos. Y un tardolescente es justo lo opuesto, es antierótico.


Otro comentario ilustra a la perfección el resentimiento hacia las mujeres:
Aviso para despistados: la búsqueda del chico bueno comienza a partir de los 30, ¡estáis de enhorabuena! Cuando una mujer de aproximadamente esa edad, por fin cae en la cuenta de que ha desperdiciado su vida con gilipollas a los que no les importaba una mierda, que además le han hecho algún hijo al que tampoco quieren, está divorciada y harta de que la traten como a una puta. Entonces se va a la caza del pringado. Y si el pringado es mínimamente ingeligente, la manda a esparragar y entonces se deprime.
Claro que no menciona quién se deprime, si ella o él. Personalmente creo que los 2.

Y el último comentario que quiero destacar es el siguiente:
Me ha gustado el artículo, aunque como dicen algunos quizá hubiera sido más claro, si la idea hubiera estado más clara, pero el final lo confirma…no hay solución..luego es una confesión a puertas abiertas. O quizá un querer compartir algo que sentimos.
Yo soy mujer y reconozco que me maravilla ver cómo cada uno de nosotros, hombre o mujer, queremos encontrar a alguien con quien entendernos, identificarnos y hasta querer compartir la vida. Y como en la mayoría de los casos no se da ninguno de éstos.
Mi idea del por qué ocurren estas confrontaciones, malentendidos llegando a enfrentarnos y a odiarnos es simplemente que pasa lo mismo con cualquier persona que tengamos confianza o amistad con la diferencia sustancial que con los otros no nos acostamos y con el que elegimos si. Dicho de otra forma, acaso las relaciones familiares funcionan mejor?.
Para entender este comportamiento tenemos que remitirnos a lo que aprehendemos, de dónde cogemos los valores y nuestra forma de manifestarnos. Desgraciadamente y ya lo ha dicho otra persona, la televisión, el cine, la literatura, el arte…. todas estas manifestaciones son nuestro código con el que vamos a inter-relacionarnos unos con otros.Y así nos va….nos prefieren des-unidos porque somos más manejables, vulnerables y ésto les permite a ellos tener más poder sobre nosotros. Creo que sabéis que me refiero a los que dictan qué películas vemos, que estudios estudiamos que investigación se investiga y que es lo saludable sin serlo. Si no nos damos cuenta de esta trampa vamos a quedar enredados en ella y es mortal.
Una de las exponentes ha dicho lo que ella quiere de un hombre, algo que solemos hacer las mujeres sin darnos cuenta que para exigir hay que tener.
Para que yo exija algo de alguien he de tener algo que al otro le puede interesar, y seguro que no es precisamente el envoltorio que se termina rompiendo como celofán en un regalo a un niño.
Ni los unos ni los otros saben qué dar ni de qué disponen para que al otro le interese. Esa es la cuestión (pues el envoltorio le hemos desechado por no perenne o caduco).
Cómo voy a saber qué ofrezco si no tengo nada que ofrecer porque lo que tengo es pura imitación….. del cine, de los libros, del arte de las series, etc., etc., etc.. y nada genuino.
Hay algo sólo en mí que pueda interesar a alguien?. Si esta pregunta es que no. Mal lo tenemos. Si es que sí revisemos.
Ni la mujer está haciendo el papel que le corresponde como mujer ni el hombre está haciendo el papel como le corresponde de hombre. Y no es un tópico, aunque lo parezca.
Si tuviera que decir quien de los dos ha perdido más el norte no dudaría en decir que ha sido la mujer. Y por eso si ella lo recupera y puede hacerlo, el resto será como miel sobre hojuelas.
Me atrevo a decir estas aseveraciones porque tengo canas e hijos con edad de muchos de los que aquí participan, pero no olvidéis que para llegar a tener canas antes te ha de crecer el pelo.
Si yo tuviera que decir qué es lo que al hombre más le gustaría de mí sería esto:
1 – que supiera entenderle aún en sus momentos peores.
2 – que todo lo que hiciera lo aceptara, aún las cosas más tontas.
3 – que sus aficiones las compartiera.
4 – que no dudara de su eficacia.
5 – que siempre pensara que es mi confidente (y así fuera).
6 – que no dudara nunca de él (porque la sinceridad sería el fundamento de nuestra relación).
7 – que sintiera que él es el único con el que quiero estar.
Lo dejo aquí porque el número 7 es un buen número, pero creo que podría seguir enumerando más y más cosas.
Si algo de ésto no hemos sentido con alguien, no es porque no hayamos encontrado a alguien para ofrecerlo, sino porque no somos capaces de darlo y quizá peor porque nunca hayamos tenido esa confianza en nosotros que sea capaz de transferirse a los demás. El primer eslabón es fiarnos de nosotros de que somos capaces de dar la talla de cumplir con lo que decimos de no mentir; el segundo, fiarnos de los demás con-fiar. Esa es la cuestión y única regla.
Me ha gustado la reflexión de que lo que marca nuestras pautas de comportamiento es lo que vemos en películas y series, escuchamos en canciones y leemos en libros. Es ficción, creada de forma idealizada para gustar y vender más copias. Eso es lo que nosotros tratamos de imitar. Es como ver una pelea de una película de acción y después una real: la 2ª es mil veces más torpe, caótica y sucia, no tiene nada de la elegancia del cine. ¿Por qué creemos que va a ser distinto con el cine romántico? ¿O incluso con el porno

Lo jodido es que lo tenemos grabado a fuego. Al crecer aprendemos imitando lo que vemos y en ese aspecto nuestro cerebro no distingue entre la vida real y lo que ve a una pantalla. Sí que nos damos cuenta de forma consciente, pero no a un nivel más profundo. Y acabamos programados para imitar personajes.

También considero importante la parte de preguntarse qué tiene uno que ofrecer. En el resto de comentarios hay muchos que cuestionan si las mujeres o los hombres saben lo que quieren, pero este es el único que se plantea si saben qué tienen para dar a otra persona.

¿Qué tengo yo que pueda ofrecer a otra persona?
Es algo sobre lo que merece la pena pensar.

 

11 comentarios:

Gaueko dijo...

Tras escribir el post y retocar algunas partes he visto algunos comentarios nuevos. Hay un par que me han gustado especialmente:
Koala 15/08/2013 19:11
Feech LaManna 15/08/2013 23:31
http://www.jotdown.es/2012/03/gonzalo-vazquez-el-drama-tardoadolescente/#comment-216449

Creo que ambos dan en el clavo y si no los incluyo es porque el post ya está (enormemente) desproporcionado.

Anónimo dijo...

Si el articulo de el drama tardolescente me pareció que me describia, dolorosamente, al dedillo, el tuyo me parece la sintesis perfecta de lo que hay que tener claro para poder sobrellevarlo...
Hay muchas cosas que destacaria con ejemplos perfectos que, hasta yo los he usado mentalmente mas de una vez, y que coinciden con los tuyos como el la moto como objeto absurdo de deseo en paralelismo metaforico con la mujer, pero seria todo un trabajo destacarlos uno por uno...

Desde ya mi enhorabuena porque he leido cosas que me han hecho entender detalles de mi comportamiento que al ser analizadas por ti me demuestran que con una sintesis inteligente sirven de tisana para estos males del primer mundo que sufrimos muchos inadaptados, que no lo parecemos pero que lo somos y que como bien dices... somos legion...
Sobreviviremos...quizá mejor que muchos a los que envidiamos, pero no dejará de doler porque como sabiamente apuntas, nunca se puede aprender de experiencias ajenas...
saludos y gracias

Gaueko dijo...

Gracias a ti, Anónimo, por tu comentario.

Viene bien que alguien me recuerde que no soy tan raro, que hay más como yo. Generalmente se me suele olvidar y es un bálsamo cojonudo: No estoy sólo. No soy un bicho raro. No soy ni el único ni el más desgraciado del mundo.. Saber que mis problemas son bastante comunes y no tienen nada de exótico hace que sea más difícil flagelarme con ellos.

Cierto, no se aprende de las experiencias ajenas, pero creo que somos capaces no ya de sobrevivir sino de vivir disfrutando. Si uno consigue no atormentarse con este tema (o lo que sea que le aflija) acaba haciendo callo. El dolor no se va, pero acabas tan acostumbrado a él que ya no lo notas y entonces puedes ignorarlo, ya no te impide vivir plenamente.
Aspirar a ello es modesto e incluso algo triste, pero menos utópico que pretender dar un giro a tu vida de 180º y hacer desaparecer décadas de frustración, resentimiento y amargura con un chasquear de dedos.

Ánimo.
Suerte.
Gracias.

Anónimo dijo...

EL callo esta hecho: la costumbre y el paso del tiempo han hecho bien su trabajo. Ya no sufro, o ni de lejos tanto y disfruto de la vida en el resto de vertientes todo lo que me permite mi tiempo y mi dinero... Pero el circulo vicioso de convertir algo que deberia ser común en una negación contante ha hecho que alimente comportamientos contra natura como el incluso, rechazar las escasas propuestas sexuales que me han ido surgiendo con el paso del tiempo por una mezcla de potente resentimiento hacia ellas, convencimiento de ser el ultimo recurso de aquellas que se dieron cuenta de que se les pasaba el arroz o miedo al ridículo por ser un inexperimentado en algo que con mi edad se da por hecho que deberia dominar... Eso me asusta porque como lei en el articulo, "soy un hombre, pero nunca tuve la oportunidad de demostrarlo" y ahora que a veces puedo... me repele...
Por eso digo que el haber conseguido no sufrir es un logro bestial, pero tiene sus desventajas: ese "callo" que evita el dolor no se puede desconectar a voluntad y hay que lidiar con sus consecuencias que es el rechazo a aquello que identifico como culpable de mi dolor... Como digo: viviremos con ello sabiendo que esto como otras cosas que puntualizas, seguramente le ocurran a otros, aunque no lo sepa y que , seguramente y como analizas, estaremos mejor que aquello que dicen que son felices y se enfrentan a relaciones desastrosas... Solo te pido que dejes este articulo durante todo el tiempo posible...cuanto más sea, a más gente como yo ayudarás a menguar su sufrimiento...
De nuevo: enhorabuena y gracias...
Salud y suerte

Gaueko dijo...


Lo más importante entre quienes sufrimos es conseguir nuestra propia felicidad. Si lo has conseguido enhorabuena, sea con el método que sea.
Considero que el ideal es la postura de "no necesito esto para ser feliz, aunque admito que es un plus y trato de disfrutarlo cuando tengo oportunidad", al menos es a lo que aspiro. Y aun así hay veces que me sorprende descubrir en mi mismo cierto resentimiento misógino que me asusta un poco:
http://gaueko.blogspot.com.es/2013/08/7-horas-para-enamorarte.html

Pero lo cierto es que el rechazo hacia el objeto de deseo es una forma tan válida de evitar el dolor de no tenerlo como cualquier otra, con sus pros y sus contras.

Conozco el resentimiento misógino, conozco el rechazar oportunidades, conozco el miedo al ridículo y al fracaso. Pero todo eso sigue siendo mejor que pasarse las noches llorando recordandote lo inútil que eres, lo solo que estás y lo mucho que deseas eso que es inalcanzable. Y esto también lo conozco.

Cuando no hay un camino agradable que seguir lo mejor que podemos hacer es optar por el menos doloroso.

El artículo seguirá tanto como dure el blog. Me alegro que te haya servido de algo.

Ánimo.
Suerte.
Gracias.

eros dijo...

Hola de nuevo, Gaueko.

Han pasado ya 2 años desde que hablamos y mucho vivido y aprendido desde entonces.Soy el "anonimo" de los mensajes de este post

Tras nuestra charla y empezar a abrir los ojos sobre la realidad que nos estaba siendo ocultada, visualize cientos de videos y comentarios en web americanas sobre temas relacionados con nuestra conversacion y me llevo a una filosofia o movimiento denominado MGTOW desconocido por nuestro pais...

Me decidi a hacer de puente entre quienes no podian entender el mensaje o lo que decian esos videos y cree un canal de youtube donde los subtitulo...

No se lo que sabras de este movimiento y ni tu opinion sobre el, no se si estas interesado o no, pero cuando me puse a recordar los primeros momento en mi "andadura" para ver la verdad de las relaciones entre hombres y mujeres hoy en dia, me acorde de que el articulo de los tardolescentes fue mi primer paso y que tu articulo fue una grata sorpresa descubierta poco despues...

Creo que al menos te debia esa informacion, asi que si te apetece: MGT OAD soy yo...

Espero que todo te vaya bien

eros dijo...

Perdona, este es el link a mi canal:

https://www.youtube.com/channel/UCCoPHc4oX-ogl86zwMH9Naw/videos

Gaueko dijo...

Hola de nuevo, anónimo. ¿O debo llamarte Eros? ¿MGT OAD, quizá? Vaya lío xD

Es toda una coincidencia porque desde finales de 2014 yo me he puesto a investigar sobre el antifeminismo, recopilando información y fuentes y empezando a modo de proyecto personal el darle estructura y forma a todos los argumentos que tengo en contra. Al ritmo que llevo si llego a terminarlo será desde el asilo xD

Estaría bien intercambiar canales y fuentes, igual me descubres alguno. Aunque te advierto que a mi me llama más el lado MRM que el MGTOW, dentro de la manosfera (viendo que hay roce entre ambas comunidades). Puedes mandarme un email (en la barra derecha tienes mi dirección), si quieres, con tus favoritos. Como ya te comenté en este post intento evitar tanto como pueda el resentimiento misógino y la verdad es que veo mucho de eso dentro de los círculos MGTOW.

He ojeado tu canal y me ha impresionado. ¡Has traducido un montón de vídeos! ¿Aceptas peticiones? :D

Del movimiento estoy suscrito a varios canales y sigo varios blogs. A partir de este post he puesto alguno antifeminista:
http://gaueko.blogspot.com.es/2015/02/el-antifeminismo-los-mgtow-y-mi-pequeno_98.html

Sería un placer intercambiar correos contigo sobre estos temas y me ha alegrado mucho tu revisita.

Mira, algo que me he encontrado hoy que creo que te llamará la atención. Me estoy planteando traducirlo y responder. ¿Qué opinas?
https://www.facebook.com/Themodernmumma/posts/547937505411181:0#

Por lo demás, respecto a cómo me va, supongo que exactamente igual que hace un par de años. Es decir, no muy bien, aunque he estado peor.

Salu2

eros dijo...

jaja ahora soy oficialmente MGT OAD aunque eros sale porque debi de hacer una cuenta fantasma para algun comentario en el pasado en alguna web.

Las fuentes que manejo como buenas son las de la misma gente que traduzco videos. Mis favoritos son Turd Flinging Monkey, Finger university, Good fella, Paul proteus y Doctor Randomercam entre otros. Antifeministas te gustaran Bearing o Undoomed , son my populares

Algunos video de mi canal que te recomiendo ver serian:
-"Los enemigos del hombre". Parte 5: El impulso sexual masculino.
-Discriminacion contra los hombres en la sociedad moderna.
-Hablándole a oidos sordos
-¿a donde han ido todos los hombres buenos?
-Mujeres, celibato y sexo.
-Ella nunca va a quererte": ¡Confirmado!.
-Iben Thranholm: "Necesitamos una revolución masculina para salvar Europa".
-Discurso final para los hombres de Milo en debate sobre la igualdad de género.
-"El MGTOW cabreado", ¿otra vez con lo mismo?.
entre otros...

Respeto que prefieras considerarte un MRA antes que un MGTOW, pero tus actos y pensamientos por lo que he podido leer se asemejan mas a lo segundo que a lo primero, salvo que tu creencia sea la de pensar que podemos lograr pelear contra la sociedad ginocentrista y lograr que las mujeres retrocedan en privilegios para que no seamos discriminados sexualemnte y legalmente en la sociedad occidental... yo no creo que se pueda, asi que me adscribo al segundo grupo y, sabiendo que como tu, parafraseandote en tu articulo "no soy apetecible para las mujeres", voy por mi propio camino, sin dejar que me afecte ni prestarles la minima atencion, ni ayuda, ni consideracion a partir de ahora: mi atencion, mi cariño, mi lealtad, mi tiempo y mi dinero: para mi familia y amigos exclusivamente...

¿el enlace has puesto,que es?: ¿una mujer que habla de que le da pereza follar con su marido y que lo hace porque le da pena estar tanto tiempo rechazandolo?

tambien seria para mi un placer intercambiar correos, y siento oir que no te va demasiado bien...

espero que las cosas mejoren en breve y me ha alegrado saber que aun sigues con el blog y hayamos podido contactar de nuevo

Gaueko dijo...

Mis favoritos son Christina Hoff Sommers, Karen Straughan, Honey Badger Radio, StudioBrule (Janice Fiamengo), Sargon of Akkad, TL;DR y Vernaculis.
También ojeo de vez en cuando a Mundane Matt, Sandman (cada vez menos), Thunderfoot, Thinking Ape, Turd flinging monkey, undoomed y alguno más.
Finger university, Bearing y Paul proteus no los conocía. Les echaré un ojo. Doctor Randomercam me pone nervioso :/

Veré los vídeos que me recomiendas. Así, a bote pronto, el de "She will never love you confirmed" de Turd flinging monkey lo conocía. Me impactó mucho, aunque lo veo demasiado determinista. Ya sabes, NAWALT.
Y también reconozco el de la conferencia de Milo, Crowder y Hoff Sommers con trigglypuff. Personalmente me encantó la parte de crowder poniéndoles a parir, de forma más que merecida. Aún me salta la risa con el "Darling, you can call me what you like" de Milo xD Me jode que tenían la conferencia bien preparada, haciéndose bromas entre ellos, y casi se la revientan con sus putos gritos. Grrrr

Hay uno BRUTAL de Wendy McElroy (feminista) desmontando la rape culture. Y acto seguido Jessica "I bathe in male tears" Valenti sale diciendo que a estas alturas ni se va a molestar en defender que exista (viva los dogmas) y toda su argumentación consiste en poner de ejemplo a matress girl, la cual fue una denuncia falsa. Te lo enlazo por si no lo conoces. Merece mucho la pena.
https://youtu.be/jBsk1WzEdCA?t=1m53s

Personalmente no es que me considere MRA, estoy demasiado desconectado del mundo para eso. Es sólo que los veo algo más centrados, más útiles para la sociedad, más comprometidos. En comparación los MGTOW se han rendido. Y no te engañes, yo mismo me he rendido a nivel individual y no creo que la sociedad vaya a conseguir nunca compensar el ginocentrismo para ser más igualitaria. Pero al menos los MRA lo intentan, eso me parece loable.
Hablando de mí mismo, creo que necesito demasiado del afecto femenino, que mi felicidad depende demasiado de tener pareja (o lo que yo entiendo por una) y no sentirme solo, como para poder ser un completo MGTOW. Eso sí, no me verás casado y con hijos.

Sí, el enlace es justo eso. Es de lo más jodidamente indignante que he visto. Quizá me afecta especialmente porque he pasado por una relación en la que ella dejó de tener ganas de sexo y sé de primera mano lo jodido, doloroso y humillante que es, como para que encima lo haga público de esa forma. Los comentarios también tienen lo suyo.

Ya hablaremos por correo, tienes mi dirección.

eros dijo...

le echare un ojo al video que comentas y agradezco tu honestidad al admitir que tu felicidad depende demasiado de tener pareja como para considerarte un completo MGTOW.

En realidad hay quien argumenta, (con razon) que alguien como yo, no puede llamarse MGTOW porque no ha decidido serlo realmente sino que ha sido empujado a ello. Tampoco es asi porque podria seguir amargandome o sufriendo por no estar con nadie o pelear por estarlo con alguna a base de insistir hasta la saciedad, todo el mundo si se lo propone puede estar con alguien si ese es el objetivo, pero entiendo que es alguien mas "puro" es aquel que habiendo tenido relaciones decide no terlas mas y no alguien como yo que no las ha tenido y ahora que se le presentan oportunidades las rechaza por haber aprendido a lo que se arriesga...

Desde el dia que lei tu articulo me di cuenta de que se reafirma mi idea de que no quien mas lo merece se le aprecia en su justa medida, porque en su momento fue tanto el alivio que senti al leerlo como el que vivi cuando trage miles de pastillas rojas de mano de los videos MGTOW despues de empezar mi busqueda de respuestas, que me dieron el empujon definitivo a aceaatr mi condicion sin sufrir por ello...

el enlace de la "madre moderna" solo confirma mi vision de que no importa lo malo que haga una mujer, siempre tendra quien la apoye yle quite culpa. Que esa puta bastarda humille publicamente al cara tonto del padre de sus hijos y que por ahi digan que a " ver si se lo curra mas el tipo que no solo va a depender de la mujer el mantener la magia sexual en la relacion" es el colofon final a la locura enfermiza de las mujeres de hoy en dia para no sentirse jamas responsables de nada en sus vidas y delegar todo lo que les hace sufrir en terceras personas...

es jugar en un campo de minas relacionarse con alguna, sin duda...
tengo tu correo, hablamos por ahi
abrazos