04 febrero 2006

Malas rachas, felicidad y sexo

Sí señores y señoritas, lo que me pasa se podría considerar como una mala racha. 2 años sin sexo, perder en el mismo mes a la novia y el trabajo, muertes cercanas, que todos mis amigos emigren o estén de exámenes con lo cual no tengo a nadie con quien emborracharme los fines de semana para distraerme... Coge un cúmulo cualquiera de desgracias, grandes o pequeñas, mételas en un saco y llevalas a la espalda durante una temporada, esa es la definición de mala racha. Y la pregunta del momento es: ¿Cuándo acabará la mala racha? Muy sencillo. Cuando me despierte con resaca en la cama de una desconocida sin saber cómo he llegado hasta allí. Ésa sería una buena forma de deshacerme de mi puto saco.


Otra cosa que os quería comentar. Hace poco me dió por pensar que el sexo es la clave de la felicidad, piénsalo bien. Si te pasaras el día entero follando, haciéndo pausas sólo para comer y recuperar fuerzas entre polvo y polvo para al final caer rendido y dormir como un bebé, sin tener que hacer otra cosa en todo el día... ¿acaso no serías plenamente feliz? ¿Se puede pedir algo más?

Bien mirado me recuerda a esas ratas de laboratorio a las que habían introducido electrodos en el cerebro, concretamente en el centro del placer del cerebro. Y, atentos a la jugada porque los científicos son unos cachondos, conectaron ese electrodo a una palanquita colocada en un lugar accesible para la rata. ¿Adivináis qué paso? Pues que la rata se acerca a la palanquita, le da para probar y TOOOOMA MORENO, orgasmazo al canto. Digo yo que sería un orgasmazo porque la jodida rata no hacía otra cosa que darle a la palanquita... literalmente. No comía, no dormía, no jugaba al mus con las demás ratas.... sólo estába ahi, completamente flipada dándole a la palanquita... hasta que se murió, no sé muy bien si por no comer, no dormir, o porque se le acabó friendo el cerebro.

Y aquí es donde os planteo: Si tú estuvieras en esa situación, que simplemente pulsando un botón obtuvieras un placer enorme... ¿realmente crees que serías capaz de hacer otra cosa que pulsarlo una y otra vez? ¿Hasta qué punto nos mueve la búsqueda del placer? ¿Crees que alguien diría: " na, paso de darle más al botoncito. Voy a leer un libro, o visitar un museo, o escuchar musica; voy a tratar de realizarme como persona para llegar a la felicidad"? por favooor. Queremos follar, comer y dormir.


Y Maslow no estaba muy desencaminado con su sistema de escalones. SIEMPRE deseamos algo mejor. Si sólo te haces pajas deseas algo mejor. Si subes un peldaño acabarás cansado de follarte un hígado como Leolo y comenzarás a aspirar a algo mejor. El siguiente paso es folalr ovejas o ir de putas. Otro paso más y ya tienes novia y por tanto folleteo asegurado. Da igual que sea fea, coja, sorda y que tenga chepa y 70 años, siempre será mejor que un higado. Pero entonces subes otro peldaño y dices, "joé, podría buscarme una un poco más buena". Y te buscas otra novia más maciza. Incluso en el caso de que te ligues a una Miss Universo tailandesa (tailandesa porque se las suele considerar fieras en la cama), empezarías a pedir un poquito más. Y notarías que también tiene sus defectillos, que podría ser más inteligente, que no tienes gran cosa en común con ella, que no soportas a su madre, etc...

Lo que quiero decir es que SIEMPRE se nos ocurre algo mejor a lo que tenemos que nos haría más felices. El truco es saber plantarse. El camino a la felicidad es un puto blackjack, si eres demasiado ambicioso te pasas y lo pierdes todo. Si te conformas con poco y te plantas demasiado pronto te gana la banca y acabas perdiendo. Lo dificil es saber reconocer una buena jugada, aunque no sea 21, y plantarse, hallar el término medio o probabilidad de éxito aceptable.


Uhm... Me parece que he desvariado un poco... Qué cojones, yo me he quedao a gusto, que recoja y limpie otro :P.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

¿¿Que el sexo es la clave de la felicidad??

Quien realmente piense así, creo que tiene un grave problema.

La felicidad está en el triunfo de la inteligencia, de ella
depende nuestra felicidad privada y nuestra felicidad politica.

Gaueko dijo...

El ser humano es un animal racional. Por ello quizás se podría hablar de 2 "felicidades" distintas. La felicidad animal, conseguida cuando se cumplen las necesidades básicas (sexo, comida, sueño, refugio, temperatura agradable...) y la relicidad racional, el "sentirse realizado", dotar a tu vida de un sentido, el autoperfeccionamiento, etc.

Lo que planteo es ni más ni menos que lo siguiente: Si tu "felicidad animal" estuviera "sobresatisfecha", si tuvieses todas esas necesidades básicas cubiertas y en abundancia... ¿aun así seguirías teniendo necesidad de satisfacer tus otras necesidades?

Racionalmente quiero pensar que sí, pero en el momento en que lo escribí no estaba tan seguro... Quizás si leyeras a Desmond Morris en vez de lo que quiera que leas perderías un opco de fe en "el triunfo de la inteligencia"

Alter Ego dijo...

Hola!! La verdad es que he descubierto tu blog por casualidad, y al leerlo me he sentido bastante identificada contigo.

Personalmente, la parte más fría de mí, mi Alter Ego, piensa que realmente uno podría llegar a ser feliz simplemente con que eso que tú has llamado "felicidad animal" se encuentre satisfecha... Pero mi otro yo, sensible, sentimental... se niega a creer que un ser humano pueda ser feliz sólo con eso. Supongo, que como siempre, el secreto está en equilibrar a esas dos partes de mí. Y lo cierto es que, todo ser humano en un momento dado necesita algo más que sexo, comida y una siesta... pero uno no puede negar que puede sentirse (al menos momentáneamente) feliz con eso.

Gaueko dijo...

Vaya, alguien que no se escandaliza por mis desvaríos, grata sorpresa :)